domingo, 5 de octubre de 2008

Documentos de la amnesia. Oscar Muñoz en el MEIAC


La primera exposición individual de Óscar Muñoz en España "Documentos de la amnesia", es un conjunto de 9 obras con diferentes técnicas, video, fotografía, pirografía, etc. Además, en la cuarta planta del museo se ha crado un panóptico o camara oscura circular con veinte pantallas que muestran tomas de Badajoz en tiempo real, pero invertidas, utilizando la técnica de la caja de fotografía. En otras salas aparecen videos del proceso continuo de construcción-destrucción de la imagen. Sinceramente les recomiento la exposición del artista colombiano de Cali.

Algunas de las obras más representativas realizadas por Oscar Muñoz a lo largo de los últimos quince o veinte años, se han reunido por primera vez para la presentación en España de este artista nacido en Popayán en 1951 y destacado representante del arte latinoamericano en la Bienal de Venecia del año 2005. Narcisos (1994), Aliento (1997), Lacrimarios 2000/01), Biografías (2002), Retrato (2003), Proyecto para un Memorial (2004/05), o Intervalos (2004/06), articulan una reflexión que indaga las condiciones de la percepción y la memoria y despliega sus distintos intereses hacia los ámbitos de la reproducción de la imagen y de los problemas antropológicos, estéticos y conceptuales que esas imágenes evocan y suscitan.


En su conjunto la experiencia artística de Oscar Muñoz gira en torno a los procesos de entropía a los que tanto la fotografía como los archivos digitales están sometidos y en relación con la fragilidad de la memoria explora temas como el narcisismo, el anonimato y la anomia. Las distintas metáforas y los elementos poéticos que la distinguen sitúan su obra en el espacio meditativo de un hondo conflicto existencial, pero a la vez tienden a desplegarse como un modo de compartir con otros las emociones de la fragilidad, del dolor, o de la pérdida y en ese sentido dan aliento en su trabajo a una meditación sobre la caducidad de la vida y el paso del tiempo que adquiere validez y alcance universal.


El efecto el tiempo es un mecanismo básico en el funcionamiento de la obra de Oscar Muñoz, y no sólo porque conecta con la estructura y los modos de la memoria, sino sobre todo porque se incorpora en su trabajo a un proceso de gestación de las imágenes que discurre paralelo al modo en el que las percibimos. La utilización de materiales como el agua, el aire (la respiración), la luz y el polvo, asociados a los más diversos soportes (dibujo, fotografía, video, instalaciones o esculturas), sirven al artista para documentar el carácter efímero de la representación entendida como huella de vida, desvelar la fragilidad extrema de nuestra aprehensión de realidad, o proponer la necesidad de memoria frente a la disolución constante e inevitable del presente.



La tensión que registra el proceso de la representación entre presencia y ausencia, recuerdo y olvido, adquiere su tinte más dramático cuando la lectura de la obra de este artista colombiano se inserta en el contexto de un país en el que violencia política y memoria colisionan en un desgarro radical.